--- Image caption ---

– Con la finalidad de mejorar las capacidades existentes en el país de solucionar los problemas del agro panameño, a través de opciones basadas en la naturaleza, el Ministerio de Ambiente (MiAMBIENTE) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) llevan adelante el proyecto Aprovechamiento de los microbios nativos en el sector agrícola de conformidad con el Protocolo de Nagoya.

La presentación de este proyecto fue realizada a los productores y productoras de Café del Occidente chiricano, este jueves 8 de abril, con una actividad virtual en la que estuvieron Shirley Binder, directora de Áreas Protegidas y Biodiversidad de MiAMBIENTE y Jéssica Young, gerente de Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Sostenible del PNUD, así como los técnicos José De Gracia de ese organismo y Darío Luque, del Departamento de Biodiversidad de MiAMBIENTE. 

Este proyecto tiene tres propósitos: Desarrollo de un producto para la industria de protección de las cosechas; facilitar el acceso, beneficios compartidos y conservación de la biodiversidad y seguimiento y evaluación con enfoque de género. Se desarrollará en los distritos de Boquete, Tierras Altas y en las zonas de amortiguamiento del Parque Internacional La Amistad y el Parque Nacional Volcán Barú.

En el acto de presentación, la directora de Áreas Protegidas y Biodiversidad resaltó que Panamá es uno de los países más avanzados en la gestión con los recursos genéticos y “el café va a dar un ejemplo del uso científico que puede tener la naturaleza”.  Ponderó que los actores claves del proyecto y beneficiarios de este proyecto son las comunidades involucradas en la región productiva chiricana.

Young, la gerente de Ambiente del PNUD, consideró esencial el apostar a las soluciones y grandes desafíos que debe ser verde y resaltó que es “década de acción para avanzar en los programas para el planeta”. Rescató, además, la necesidad de contar con ecosistemas sanos.  Dadas las circunstancias actuales, “debemos reproducir, aprender y reaprender cómo relacionarnos con el ambiente”.

Dos investigadores que intervienen en el primer componente del proyecto, los doctores Luis Mejía y Marcelino Gutiérrez, del Instituto de Investigaciones Científicas y Servicios de Alta Tecnología (INDICASAT) explicaron el avance de investigaciones con microorganismos que posibilitarían encontrar defensas contra las plagas. Según ellos, los microorganismos asociados a las plagas son altamente diversos y tienen potencial biotecnológico.

Este proyecto, es financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF por sus siglas en inglés) y se desarrollará en el país hasta 2023.   Mediante las actividades productivas, las comunidades locales podrán tener capacidad para inscribir los recursos genéticos que existan en las plantas en el programa de Acceso a los Recursos Genéticos y Distribución de Beneficios (ABS) y lograr beneficios y simultáneamente, que las empresas creen productos comerciales para la protección del café que se produce en la región.

Icon of SDG 01 Icon of SDG 02 Icon of SDG 03 Icon of SDG 05 Icon of SDG 12 Icon of SDG 13 Icon of SDG 15 Icon of SDG 17

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Panamá 
Ir a PNUD Global