Grey Díaz/PNUD

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Fondo de población de las Naciones Unidas (UNFPA), en alianza con la Alcaldía de La Chorrera, el Ministerio de Salud, el Instituto Nacional de La Mujer y la Secretaria de Niñez y Adolescencia y Familia; construyen e implementan, de manera participativa, un plan de mejora continua y articulación efectiva en la provisión de servicios esenciales para mujeres, niñas y adolescentes sobrevivientes de violencia.

La iniciativa busca fortalecer la respuesta pública multisectorial frente a la violencia basada en género para garantizar que las víctimas accedan a un paquete de servicios imprescindibles y de calidad, asegurando la recuperación de su salud, el acceso a la justicia y el derecho a vivir una vida libre de violencia. Este es un programa piloto, en cuatro fases, que se implementa en el Municipio de La Chorrera.

La primera fase ha sido desarrollada durante la pandemia por la COVID-19, lo que obligó a adaptaciones en la metodología, moviéndola a un proceso presencial - virtual. A partir del lanzamiento del programa, se realizaron sesiones formativas y de trabajo práctico para lograr un diagnóstico e inventario de servicios, además de un plan de mejoras. Las primeras sesiones fueron dirigidas a los equipos técnicos y tomadores de decisiones.

En esta etapa, además de la metodología se construyeron herramientas de trabajo para la planeación e implementación de acciones de mejora continua de la calidad y la articulación efectiva de los servicios esenciales.

La segunda fase implicó un ciclo de mejoras para alcanzar los resultados de progreso continuo en plazos cortos, a través del análisis de quienes proveen el servicio, procesos y procedimientos.

Algunos de los desafíos identificados y, que se deben atender como parte del proceso de mejoras, son: un personal insuficiente para atender la alta demanda y el seguimiento de casos, la falta de privacidad en los espacios de atención, la rotación del personar ya capacitado, la rendición de cuentas con enfoque en el cumplimiento de las obligaciones institucionales y la medición de resultados, además de la centralización en la toma de decisiones.

El programa propone crear un centro de atención y desarrollo comunitario es un espacio multifuncional y multisectorial gestionado por la Alcaldía de La Chorrera para ofrecer atención y orientación integral de manera coordinada entre instituciones gubernamentales, organizaciones del sector no gubernamental y la empresa privada.

Como los servicios esenciales deben proteger, como mínimo, los derechos, la seguridad y el bienestar de cualquier mujer o niña que experimente violencia de género. Las siguientes fases del programa integrarán servicios prestados por el sector judicial y policial.

El pilotaje del programa se realiza en el Municipio de La Chorrera ya que es uno de los gobiernos locales en los que se implementa el programa de prevención de las violencias en Panamá a cargo del PNUD y el Ministerio de Seguridad Pública, además La Chorrera es uno de los municipios donde ha aumentado la incidencia de los casos de violencia doméstica y violencia sexual.  

La experiencia de este programa piloto permitirá su implementación en otros municipios que también buscan dar una respuesta efectiva a las mujeres, adolescentes y niñas sobrevivientes de violencias de género y contribuye con experiencias prácticas a las políticas públicas, para poner fin a toda forma de violencias contra las mujeres, como lo establecen los Objetivos de Desarrollo Sostenible 5 y 16 en la Agenda 2030. 

Icon of SDG 05 Icon of SDG 16

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Panamá 
Ir a PNUD Global