223 de los 500 títulos de propiedad fueron entregados a mujeres. Uno de los principales beneficios sociales del programa de titulación es el empoderamiento de las mujeres y la igualdad de género. Foto cortesía de Paloma Agustí - PNUD Panamá

500 familias panameñas de los corregimientos de Escobal y Cristóbal, en la provincia de Colón, recibieron los títulos de propiedad de sus fincas de la mano de la Autoridad Nacional de Administración de Tierras (ANATI) el pasado viernes. Con la formalización legal de las tierras se beneficiarán directamente alrededor de 1.500 personas.  

Estos títulos se suman a los más de 7.500 títulos de propiedad entregados a habitantes de la Cuenca Hidrográfica del Canal de Panamá. “Mujeres y hombres que ven satisfecha una justa reclamación: el reconocimiento de sus posesiones, la titularidad legal de sus tierras”, afirmó la representante residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Panamá, Linda Maguire.

En la ceremonia de entrega de los títulos a las familias, 223 de los cuales fueron entregados a mujeres, se puso de relieve la importancia de contar con un título de propiedad. Entre los beneficios pueden contarse la seguridad jurídica, los incentivos para usar mejores prácticas agrícolas, tener acceso a créditos y a programas de incentivos económicos ambientales.

Fotografía cortesía de ANATI.

Para el administrador de la ANATI, José Gabriel Montenegro, una de las metas de la institución es cumplir con la labor social y agilizar la titulación masiva, “contribuyendo con el mayor número de familias panameñas que han sido olvidadas”. Montenegro recordó que muchas de las familias que obtuvieron el título de propiedad llevaban cincuenta años de espera y de situación de inseguridad.

El PNUD acompaña a la ANATI y a la Autoridad del Canal de Panamá en el programa de catastro y titulación de tierras en la cuenca del canal de Panamá. Una vez obtenidos los títulos legales, las familias pueden acogerse al Programa de Incentivos Económicos y Ambientales para el desarrollo de proyectos que sean amigables con el ambiente, como la agroforestería, la ganadería silvopastoril, o a financiamiento para desempeñar actividades de reforestación, conservación de bosques y de promoción de la biodiversidad.

A este respecto, la representante del PNUD recordó que la titulación contribuye a generar cohesión social en el territorio, al convertirse cada beneficiario y beneficiaria en un verdadero guardián de la cuenca, del recurso hídrico, de la biodiversidad, de su gente.

Fotografía cortesía de ANATI.

Uno de los principales beneficios sociales del programa de titulación es el empoderamiento de las mujeres y la igualdad de género. “Mujeres que antes no tenían un título legal o que carecían de ingresos propios, que dependían del varón, ahora son las titulares y perciben ingresos por sus labores agrícolas, forman parte de las cooperativas y participan en los ámbitos de decisión y en las soluciones locales”, afirmó Maguire. Casi la mitad (223 de los 500) títulos de propiedad fueron entregados a mujeres.

La representante residente del PNUD subrayó la importancia de la legalización de tierras para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, particularmente “poniendo el foco en la sostenibilidad y el desarrollo humano, apoyando el desarrollo de capacidades y el fortalecimiento del tejido social”. En ese sentido, recordó que la labor del PNUD se centra en erradicar la pobreza, de ahí la importancia de “integrar la dimensión ambiental y climática en las estrategias de reducción de la pobreza”.

En la entrega de títulos también participaron la ministra de Vivienda y Ordenamiento Territorial, el administrador de la ACP, la gobernadora de Colón, la subadministradora de ANATI, el director del Registro Público y autoridades locales y regionales.

Fotografía cortesía de ANATI.
Icon of SDG 01 Icon of SDG 05 Icon of SDG 08 Icon of SDG 10 Icon of SDG 14 Icon of SDG 15

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Panamá 
Ir a PNUD Global