La Cuarta Comunicación Nacional y el Segundo Reporte Bienal serán presentados en diciembre de 2022 y en diciembre de 2020, respectivamente. Los reportes sobre cambio climático son la columna vertebral de las estrategias nacionales e internacionales del clima. Proporcionan tanto a los responsables políticos como a los ciudadanos, las herramientas y los conocimientos adecuados para integrar las consideraciones climáticas en las políticas de desarrollo sostenible.

Miércoles, 20 de noviembre de 2019. El Ministerio de Ambiente y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) dieron inicio oficialmente al proceso de elaboración de la Cuarta Comunicación Nacional sobre Cambio Climático y el Segundo Reporte Bienal de Actualización. Estos informes se presentarán ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), y forman parte de los compromisos adquiridos por el país ante la ONU para informar de forma transparente sobre los avances registrados en materia de adaptación y mitigación en el istmo.

El objetivo de las evaluaciones periódicas ante la ONU es que Panamá cuente con información útil y actualizada sobre los sectores productivos y económicos que generan gases de efecto invernadero (GEI), así como de las áreas nacionales más vulnerables al cambio climático. La Cuarta Comunicación Nacional y el Segundo Reporte Bienal serán presentados en diciembre de 2022 y en diciembre de 2020, respectivamente.  

Como parte de estas evaluaciones ante la CMNUCC, el país ha generado cinco inventarios de GEI, reportando que los principales emisores de gases de efecto invernadero en Panamá son el sector energía, con el 56% del total nacional. Casi la mitad de las emisiones de este sector (un 46%) provienen del subsector transporte, seguido del sector seguido del sector de la agricultura, la silvicultura y otros usos de la tierra.

La representante residente del PNUD en Panamá, Linda Maguire, afirmó que la elaboración periódica de informes ante la ONU es “más importante que nunca en el actual contexto de crisis climática”. La emergencia climática se ha convertido en una de las principales amenazas mundiales para la seguridad nacional y humana. Panamá es el decimocuarto país más vulnerable en el mundo a los riesgos de desastres naturales múltiples. Se prevé que las emisiones aumenten en Panamá debido al incremento del parque vehicular, los procesos industriales, la construcción o la agricultura y ganadería intensivas. De ahí la importancia de avanzar hacia una estrategia climática integrada y hacia una economía baja en carbono.

Por su parte, el ministro de Ambiente, Milciades Concepción, destacó la importancia de aumentar la superficie boscosa de Panamá y detener la deforestación, una de las principales fuentes de emisiones: "Hemos perdido prácticamente la mitad de los bosques del país". Señaló también la necesidad de incorporar el financiamiento climático en las estrategias climáticas y en la necesidad de lograr avanzar hacia una verdadera gobernanza ambiental en el país.

Otro aspecto destacable es que por primera vez Panamá integrará cuestiones de género en ambos reportes a la ONU, como parte del proceso para que el país cuente con información específica sobre cómo la crisis climática influye diferenciadamente en mujeres y hombres en sectores como la energía, la agricultura y la gestión de residuos.

Hay evidencia de que el cambio climático representa un factor multiplicador y magnificador de los problemas sociales, económicos y ambientales. Si no se toman medidas, la crisis climática generará más pobreza y desigualdad, exacerbándose sobre las poblaciones más vulnerables, como las mujeres rurales y los pueblos indígenas. “Esto nos lleva a constatar que la inacción climática es un obstáculo insoslayable para lograr el desarrollo humano y los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, indicó la representante del PNUD.

La Primera Comunicación Nacional de Panamá se presentó en el año 2000. La segunda y la tercera se presentaron en 2011 y 2018 respectivamente. El Primer Informe Bienal de Actualización se presentó en diciembre de 2018. Además, el país inició este año un proceso de revisión de la Contribución Nacionalmente Determinada (CND) para hacer un diagnóstico de la situación del país en materia de emisiones y proponer consensos entre todos los actores para alcanzar metas más ambiciosas.

La nueva fase de trabajo convocó en la capital panameña a instituciones públicas como la Secretaría Nacional de Energía, el Ministerio de Desarrollo Agropecuario y el Ministerio de Economía y Finanzas, así como a organizaciones internacionales, universidades, sector privado, sociedad civil y ONG. El Ministerio de Ambiente es el punto focal ante la CMNUCC y coordina y lidera la acción por el clima en el país.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Panamá 
Ir a PNUD Global