Beneficiarios/as sostienen en sus manos los títulos de propiedad de sus fincas. Foto: PNUD Panamá

Viernes, 24 de agosto de 2018-. Cuatrocientas familias panameñas de los corregimientos de Amador e Iturralde recibieron los títulos de propiedad de sus fincas de la mano de la Autoridad Nacional de Administración de Tierras (ANATI) en un acto celebrado en la comunidad de Cerro Caman, en el distrito de La Chorrera.

Con la entrega de los 400 títulos de propiedad, las mujeres y hombres devienen en titulares legales de sus tierras y ven satisfecha así una reclamación sostenida durante años: el reconocimiento de sus propiedades y, con ello, la seguridad jurídica de poder llevar a cabo sus labores agrícolas, el acceso a créditos blandos, programas de incentivos ambientales para la conservación de bosques y el recurso agua, y otra serie de beneficios.

“Los títulos de propiedad son la garantía que tenemos los productores de ser dueños absolutos de nuestras tierras, las cuales hemos trabajado durante muchos años. Esto ha sido un deseo de todo productor, de todo campesino, de ser legítimo dueño de la tierra que trabaja”, asegura Melquiades Jaén, uno de los agricultores que recibió su título en anteriores entregas.

La entrega de los títulos estuvo a cargo del subadministrador general encargado de la ANATI, Adolfo Noiran, y es producto del trabajo conjunto que desarrolla la ANATI con la Autoridad del Canal de Panamá y el apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a través del Programa de Apoyo al Catastro y Titulación en la Cuenca Hidrográfica del Canal de Panamá, cuyo propósito es garantizar la seguridad jurídica sobre la tenencia de tierra a los habitantes de estas zonas, en su mayoría rurales o semi-rurales.

El programa tiene asimismo un importante componente ambiental, ya que incentiva la conservación del recurso hídrico de la cuenca del canal, al promover el cuidado de los bosques, la promoción de la biodiversidad y el desarrollo de proyectos productivos sostenibles con mínimo impacto ambiental.

Al igual que Jaén, muchos otros campesinos y pequeños ganaderos, migrantes en su mayoría de las provincias centrales del país en busca de tierras fértiles, se instalaron varias décadas atrás en aquellas montañas vírgenes, cuyos bosques en los últimos cien años han servido como fuente del principal recurso del Canal de Panamá: el agua dulce de los ríos y lagos. El programa de incentivos busca precisamente la transición hacia formas de producción más sostenibles y amigables con el medioambiente.

En el acto, que contó con la presencia del administrador de la ACP, Jorge Quijano, el subadministrador general encargado de la ANATI enfatizó que a la fecha la institución ha entregado a nivel nacional más de 36.000 títulos de propiedad, destacando una agenda social a favor de más de 160.000 panameños y panameñas, que habitan y trabajan la tierra que pasa a ser legalmente suya.

Con información de la página oficial de ANATI  

 

 

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Panamá 
Ir a PNUD Global