Panamá adopta Índice de Pobreza Multidimensional validado por PNUD

28-jun-2017

En su primera medición se revela que en Panamá, dos de cada diez personas viven en hogares multidimensionalmente pobres. Foto: PNUD Panamá

Panamá, 26 de junio 2017 -   El Gobierno de la República de Panamá presentó este lunes los resultados del primer Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) de Panamá, adoptándolo mediante Decreto Ejecutivo como medida oficial complementaria a la medición de pobreza por ingreso, a fin de asegurar su sostenibilidad y contribuir al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible hacia el 2030.

El IPM de Panamá está compuesto por 17 indicadores o privaciones repartidos en 5 dimensiones: (1) educación; (2) vivienda, servicios básicos y sin acceso a Internet; (3) ambiente, entorno y saneamiento; (4) trabajo y (5) salud.  Un hogar se considera que es pobre multidimensionalmente hablando si está privado en 5 o más indicadores. Su primera medición arrojó que, en Panamá, dos de cada 10 personas viven en hogares multidimensionalmente pobres; mientras que, en cuanto al detalle por provincia y comarca indígena, en la Comarca Ngäbe Bugle el 93.4% de las personas son pobres multidimensionalmente, seguida de la Comarca Guna Yala con 91.4%, la Comarca Emberá Wounaan con 70.8%, y la provincia de Bocas del Toro con 44.6%.

Con la adopción del IPM, Panamá se suma a países como Colombia, Costa Rica, Chile y México, en los que se emplea esta herramienta elaborada por la Universidad de Oxford, y presentada a partir del 2010 por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en su Informe Mundial de Desarrollo Humano, con la finalidad de medir las diversas privaciones, más allá del ingreso, que hacen que un hogar viva en condiciones de pobreza.

“Nuestro primer IPM es una herramienta de política pública indispensable para la implementación del Plan Panamá: el país de Todos – Cero Pobreza, que lanzamos este año y que se encuentra ya en ejecución, ya que nos permitirá una mejor focalización, integración y articulación de los servicios y programas sociales, para que estos lleguen a quienes realmente lo necesitan”, señaló el Presidente Varela.

En esta tónica, Harold Robinson, Representante Residente del PNUD y Coordinador Residente del Sistema de Naciones Unidas en Panamá, reconoció el desafío asumido por el país centroamericano de ir más allá y medir la pobreza de forma multidimensional, asegurando no dejar a nadie atrás. “Claramente Panamá estará en mucho mejor condición de orientar los programas sociales que ya tiene para que sean más eficientes y mejoren las oportunidades a las personas, para que a mediano plazo tengan accesos a los servicios, y a largo plazo mejoren sus condiciones y salgan de esa condición de pobreza” añadió Robinson, quien asumió la representación del PNUD Panamá en diciembre de 2016.

Cabe resaltar que a solicitud del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y a través de un Comité Técnico liderado por el Gabinete Social y el Mides, PNUD Panamá acompañó el proceso de preparación del IPM, a través de las consultas en comunidades de las comarcas Guna Yala – (Nargana), Darién (Metetí) y Embera; el foro sobre “Medición Multidimensional de la Pobreza y su Uso en las Políticas Públicas” cuyo objetivo fue dar a conocer y analizar el uso del IPM como criterio para la orientación de políticas públicas dirigidas a la reducción de la pobreza; y la realización de un cálculo espejo del IPM, que contribuyó con el análisis de los resultados y recomendaciones validados por el  PNUD Panamá, la Universidad de Oxford y el Banco Mundial.