IDH Pobreza amenaza la región: PNUD

14-jun-2016

Infografía: www.prensa.com

Estadísticas del Ministerio de Economía y Finanzas detallan que la pobreza en el país pasó de 36.8% en 2003 a 26.2% en el año 2013.

Una de cada tres personas que salió de la pobreza hace más de una década corre el riesgo de volver a esa condición, advierte el Informe sobre Desarrollo Humano para América Latina y el Caribe que presentó este lunes el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD, por sus siglas en inglés).

El documento se refiere a 30 millones de personas en la región, consideradas “ultra vulnerables” porque salieron de la pobreza pero no alcanzaron los niveles económicos para pertenecer a la clase media.

Este grupo no estaría preparado para resistir los efectos de una crisis financiera o un desastre natural.

La subsecretaria general de Naciones Unidas y directora regional del PNUD para América Latina y el Caribe, Jessica Faitea, explicó que para evitar este retroceso es importante comenzar a proteger los logros que se alcanzaron en los últimos años.

Para esto, sugirió impulsar políticas inclusivas e integrales, a fin de apoyar a las poblaciones que sufren discriminación, como mujeres, afrodescendientes y gais.

Mientras que el ministro de Desarrollo Social, Alcibiades Vásquez, reconoció que Panamá no escapa de esta realidad, por lo que buscan reducir la economía informal e implementar programas educativos.

 PREVENCIÓN

El coordinador general del PNUD y autor principal del informe, George Gray Molina, explicó que para evitar este retroceso los países deberán comenzar a invertir en la protección social.

También tendrán que elevar los estándares laborales, mejorar la calidad de los servicios sociales, así como expandir el acceso a sistemas de cuidado de los niños y los adultos mayores.

Otras sugerencias son: garantizar la paridad de género dentro y fuera del hogar, reconocer los derechos de los pueblos originarios, mejorar la seguridad ciudadana, proteger el medio ambiente y brindar una mejor capacidad de respuesta frente a los desastres naturales.

Gray Molina subrayó que un evento natural puede dejar sin posesiones y sin la capacidad de recuperarse a las familias, al igual que la pérdida de un empleo.

Además, sostuvo que el crecimiento de la región no es un asunto “fortuito”, sino que tiene que ver con la intervención de los Gobiernos a través de políticas sociales que comenzaron con las transferencias monetarias condicionadas, salario mínimo, entre otras.

En el caso de Panamá, estas políticas se reflejan en programas del Ministerio de Desarrollo Social, como 100 a los 65 y Red de Oportunidades. También está la beca universal del Ministerio de Educación.

El informe sostiene que invertir en las mujeres y en políticas de cuidado es ‘clave’ para sacar la región adelante.
DESIGUALDAD

La subsecretaria general de las Naciones Unidas y directora general para América Latina del PNUD, Jessica Faieta, manifestó que otro de los hallazgos del informe es que a pesar de los avances que alcanzaron algunos países en su lucha contra la pobreza, todavía persisten las mismas desigualdades.

Precisamente, el Informe sobre Desarrollo Humano detalla que los grupos vulnerables siguen siendo los mismos: mujeres, afrodescendientes, indígenas, personas con discapacidad, jóvenes, lesbianas, gais, bisexuales y transgéneros.

Faieta puntualizó que en el tema de vulnerabilidad de la mujer es necesario que se establezcan políticas específicas, de manera que se les brinde ayuda en el cuidado de los niños y los adultos mayores, ya que esa responsabilidad generalmente recae sobre ellas.

Agregó que mientras esto no cambie, las mujeres no podrán salir a estudiar y muchos menos a trabajar. “Eso las aleja de su progreso personal”, aportó.

Al respecto, el documento sostiene que invertir en las mujeres y en políticas de cuidado es “clave” para sacar la región adelante. “Aun cuando la proporción de mujeres con estudios universitarios en la región era más alta (17.3%) que la correspondiente proporción de hombres (14.8%), en 2013, las mujeres percibían un salario promedio por hora 16.4% menor en relación con los hombres”, dice el informe.

Por último, la subsecretaria general de las Naciones Unidas lamentó que en los países en los que se redujo significativamente la pobreza aún se mantengan las “exclusiones duras”; es decir, un grupo de la población alejada de los polos de desarrollo. “El desarrollo de un país no se debe mirar por el grado de crecimiento económico que haya alcanzado, sino por el bienestar en el que viven sus ciudadanos”, concluyó.

El estudio del PNUD también hace un llamado a los gobernantes de la región a “repensar” el modelo latinoamericano de progreso, para que sea un concepto “multidimensional”.

En otras palabras, deben aminorar el modelo burocrático de solo medir el progreso o desarrollo con base en el ingreso per cápita de sus habitantes, el ritmo del crecimiento económico y el producto interno bruto.

Por el contrario, sugieren proteger los logros alcanzados, pero también evitar que hayan retrocesos y brindar a la población excluida la oportunidad de aprovechar el desarrollo.

Asimismo, aseguran que nada que reduzca los derechos de las personas, amenace las comunidades y atente contra la sostenibilidad ambiental puede considerarse como progreso.

GOBIERNO SE PREPARA

Sobre este tema, el ministro de Desarrollo Social, Alcibiades Vásquez Velásquez, reconoció que Panamá no escapa de esta realidad y que el crecimiento económico va en declive en varios países de la región.

Vásquez explicó que deben apostar por sacar a las personas de la economía informal con programas de formación y educación. “Si el desarrollo económico disminuye y la población informal aumenta, tendremos problemas”, reconoció Vásquez.

Por otra parte, subrayó que están educando a las personas que reciben transferencias condicionadas, con el fin de que no todo el tiempo tengan que depender de esta ayuda y que también aporten al país.

Fuente: www.prensa.com

http://www.prensa.com/sociedad/pnud_-programa_de_las_naciones_unidas_para_el_desarrollo-poblacion-pobreza_0_4505549600.html

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Panamá 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe