PNUD señala inequidad y retos del mercado laboral

26-abr-2016

Las personas con discapacidad tienen problemas para acceder al mercado laboral. Archivo La Prensa

Mediante un informe, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo sugiere la necesidad de ver el crecimiento global en función de las vidas humanas.

Rosalía Simmons

Las mujeres, los jóvenes y las personas con discapacidad son quienes más dificultad tienen para conseguir un empleo, situación que representa un bajo índice para el desarrollo de su potencial como individuos y una barrera para aportar al crecimiento sostenible de la sociedad.

Esto lo refleja el informe global sobre Desarrollo Humano 2015 denominado Trabajo al servicio del desarrollo humano, que presentó ayer el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El documento plantea que a pesar de los avances logrados en varias regiones del mundo, a través del trabajo, disminuyendo los niveles de pobreza, mejorando el acceso a educación, sanidad básica y calidad de vida, aún persiste el desaprovechamiento del potencial de estos sectores de la población. Eso incluye también a Panamá.

Por ejemplo, evidencia que a escala mundial las mujeres ganan un 24% menos que los hombres y solo ocupan el 25% de los cargos administrativos y directivos en el mundo empresarial.

Además, sostiene que en el 32% de las empresas ninguna mujer desempeña un cargo directivo superior, y en el caso de los diferentes parlamentos estas representan apenas un 22%.

De igual manera, señala que al cierre de 2015 unas 204 millones de personas no tenían trabajo, entre ellas 74 millones de jóvenes. Incluso, refleja que debido a los procesos tecnológicos y el avance de la globalización, los espacios tradicionales de empleo no serán suficiente para satisfacer la demanda de esta población.

PLANTEAMIENTOS

Ante este panorama, Martín Santiago, representante residente del PNUD, asegura que estos desafíos deben ser enfrentados a través de la conjugación de aspectos como educación, salud, ingresos y empleo, pero sin dar lugar a la discriminación. Esto, a su juicio, permitirá la gestión de “una agenda de desarrollo sostenible encaminada a la inclusión en la que nadie se quede por fuera”.

Considera que se debe “repensar” el perfil que requieren los mercados de trabajo desde el sistema educativo y eliminar todas las barreras de discriminación, ya sean por género, raza, origen étnico, discapacidad y orientación sexual.

A la vez, recomienda valorar el trabajo creativo, el voluntariado y el trabajo no remunerado, como el cuidado de niños y ancianos.

Por su parte, Zulphy Santamaría, viceministra de Trabajo y Desarrollo Laboral, reconoció que son varios los desafíos que se plantean como Estado frente al desarrollo sostenible del país.

Tal es el caso de la erradicación del trabajo infantil, que actualmente alcanza a 26 mil 710 niños y niñas, entre 5 y 17 años de edad.

“Sobre este aspecto hemos hecho grandes avances y prevemos que para 2020 estará totalmente erradicado”, sostuvo.

Subrayó que también elaboran estrategias en temas como impulsar la equidad de género, generar oportunidad de empleo para los más jóvenes y llevar el trabajo informal a un nivel elevado para que sean pequeños empresarios.

AGENDA 2030

Por su parte, Michelle Muschett, viceministra de Desarrollo Social, apuntó a una “interconexión” entre todos los sectores de Panamá para lograr avances concretos e integrales, frente a los objetivos de desarrollo sostenible de 2030.

“Tenemos que enfocarnos en desarrollar un círculo virtuoso enfocado en desarrollar el capital humano y social, lo que a su vez nos permitirá desarrollar el capital material que se requiere en el país”, puntualizó. Agregó que este es un reto que debe asumir el Gobierno, el ciudadano y el sector privado.

Panamá se comprometió a que en 2030 habrá avances importantes en temas de erradicación de la pobreza, poner fin al hambre, garantizar una vida saludable, una educación de calidad inclusiva, y alcanzar la igualdad de género.

Fuente: www.prensa.com

http://impresa.prensa.com/panorama/PNUD-senala-inequidad-mercado-laboral_0_4469553067.html

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Panamá 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe