Nuevos modelos para problemas antiguos

Demostración de confección del sombrero típico. //Foto: PNUD Javier Barriga

Cerca del centro geográfico de Panamá se encuentra La Pintada, provincia de Coclé. Una  pequeña población a unos pocos kilómetros de Penonomé. Este área está sufriendo una gran transformación económica, social y urbanística. La llegada de la explotación minera de la empresa Petaquilla está sirviendo como motor económico de la zona, lo que está motivando cambios a todos los niveles. Sin embargo, sin una acción directa que construya un contexto de igualdad de oportunidades, ese desarrollo económico podría mejorar las condiciones de vida de sólo un pequeño grupo, abriendo una brecha económica entre dos grupos sociales.

Este podría ser el caso de La Pintada, una población que cuenta con uno de los mayores índice pobreza del país, a pesar del auge económico de su ciudad más cercana, Penonomé. Pero donde hay problemas, lo mejor es buscar soluciones. Así piensa el alcalde de La Pintada, Federico Barahona, quien reconoció en el proyecto del PNUD “Red de Oportunidades Empresariales para Familias Pobres” una oporunidad de desarrollo y de cambio cualitativo en la situación económica de la población.

El turismo comunitario como motor de desarrollo

  • Lejos de lugares de turismo masivo, que pueden amenazar el patrimonio y la naturaleza, alterando los modos de vida de la gente local, el llamado Turismo Comunitario surge como una alternativa de las comunidades rurales, para generar ingresos complementarios a sus actividades económicas. Sirve también para revalorizar los recursos culturales y naturales locales del mundo rural.

El proyecto apoya la creación de nuevos micro-emprendimientos sostenibles con énfasis en el sector turístico, agropecuario y no agropecuario con el propósito de generar nuevas fuentes de ingresos y con ello, reducir los niveles de pobreza, especialmente, en las zonas rurales e indígenas. El “Programa Red de Oportunidades Empresariales para Familias Pobres” es un complemento al componente de transferencias monetarias condicionadas del Programa Nacional Red de Oportunidades y el Programa Impulso Panamá, éste último orientado en consolidar las empresas medianas ya existentes.

En el caso de La Pintada, su mayor fortaleza es el atractivo turístico que puede representar la tradición en la elaboración del sombrero típico de la zona, elaborado con filamentos secos de la planta de la Bellota. Este pueblo cuenta en la actualidad con un centro de interpretación de la arquitectura típica y de las artesanías de la localidad. Además, se están construyendo varias nuevas infraesructuras de la zona para ser visitadas por los turistas.

Para Federico Barahona, alcalde de la localidad, las razones para trabajar con PNUD en un proyecto como este están claras: “Según los índices de desarrollo en Panamá, esta es una de los localidades más pobres del país... ante esta situación previa hay que actuar y ofrecer herramientas que permitan salir de esta situación”. Según el alcalde “el pueblo tiene muchas riquezas, sólo necesitamos una pequeña ayuda y si viene del PNUD, aún mejor porque significa mayor garantía de sostenibilidad”.

Sin embargo, para llevar a cavo un proyecto que implique cambios a este nivel hay que superar ciertos retos, según el propio alcalde, “el reto más grande es la apatía de muchos grupos, porque impiden el despegue. Gracias a PNUD, estamos obteniendos buenos resultados y más y más gente se está sumando. Se trata de hacer una labor que permita sumar. Se ha hecho una labor importante de dar a conocer las medidas que estamos tomando para superar nuestros niveles de pobreza.”

Otro reto importante es el presupuesto para desarrollar planes a largo plazo como Barahona admite: “uno de los grandes problemas para inplementar los planes de desarrollo son el presupuesto y no siempre se cuenta el presupuesto para hacer un proyecto macro”.  

Además de los retos anteriores habría que sumar la complejidad política de la zona y admite que: “a pesar de los esfuerzos no toda la población está conectada y uno de los factores que hace que no haya esa total suma de esfuerzos es la controversia política”.  

La próxima meta para el pueblo sería “poder tener un mercado público y estamos muy cerca de lograrlo y esperamos que las empresas mineras de la zona puedan aportar algo”. Para él, “todos estos proyectos representan una gran satisfacción personal ya que ese es la razón para ser alcalde, servir a la población”.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Panamá 
Ir a PNUD Global