Panameñas se esfuerzan por mejorar e incrementar su participación en la política

Candidatas a puestos de elección popular durante la capacitación en manejo de medios e imagen. Foto: PNUD

Pese a que en América Latina la participación de la mujer en el quehacer político es superior al promedio global (24% vs 20%) y cinco mujeres de la región han ocupado los sillones presidenciales en las últimas dos décadas, incluyendo el panameño, todavía persiste en Panamá una disparidad entre hombres y mujeres en activismo político, que se hace evidente con mayor intensidad en cada contienda electoral.

En la actualidad, solamente el 8.5% de la Asamblea de Diputados es ocupada por mujeres, una grave caída tras haber alcanzado un 16% de participación en el mismo hemiciclo en los comicios del 2009.  ¿A qué obedece esta baja representatividad?, ¿Cuáles son los factores que inciden en la participación de las mujeres en la política y su aspiración a ocupar cargos de elección popular? ¿Cómo se puede incrementar el número de mujeres que incursionan en política?

La brega por una mayor participación

  • El derecho al sufragio de la mujer panameña se obtuvo en 1946 con una reforma constitucional.
  • La participación política de las mujeres ronda por el 10% de participación, ese sigue siendo el techo.
  • Para las elecciones del 4 de mayo de 2014 se estima un porcentaje de 18% en las postulaciones, es decir aproximadamente unas 615 mujeres al cargo principal y un estimado de 1,100 suplentes. Las elecciones del 4 de mayo próximo nos dará el resultado.

Para acortar esas brechas e incrementar la cantidad de mujeres en el proselitismo político, el Programa de las Naciones Unidas (PNUD) en alianza con el Foro Nacional de Mujeres de Partidos Políticos, vienen ejecutando el proyecto Participación e inclusión política de grupos vulnerables en Panamá, a través del cual han llevado a cabo más de una docena de talleres de formación a candidatas a puestos de elección popular, para los próximos comicios electorales de mayo de 2014.

La secretaria de Capacitación Política del Foro, Elia de Tulipano, explicó que el objetivo de estos talleres fue potencializar el liderazgo de las mujeres candidatas a cargos de elección popular para un mayor y mejor posicionamiento en la contienda electoral y en sus partidos políticos.

En estas capacitaciones, unas 250 mujeres de todas las provincias del país -incluyendo de varios territorios indígenas- y de todos los partidos políticos, así como de candidaturas independientes, fueron instruidas en temas como: organización de la campaña, movilización de recursos, defensa del voto, imagen de las candidatas y relaciones con los medios de comunicación.

Gracias a estos talleres, sostiene Tulipano, las candidatas podrán formular planes más coherentes, organizar mejor sus campañas, ampliar la base de la organización y hasta a sumar algunas personas fuera del círculo familiar.

“Las propias candidatas han confesado que estas capacitaciones les ayudan a mejorar el mensaje político, algunas expresaron que ellas pasaban su día hablando de su competidor y no ofreciendo su mensaje directo. Varias reconocieron que no manejaban los temas legales electorales, especialmente aquellos detalles de actas de mesa y la mayoría reconoció que no manejan los temas de género y que el financiamiento de las campañas es el talón de Aquiles, porque es difícil lograr recursos para las mujeres”, detalló la secretaria de Capacitación Política del Foro.

Solamente los resultados de los comicios generales del 4 de mayo próximo revelarán cuanto la sociedad panameña apoya las propuestas de las candidatas a puestos de elección popular, dándole su voto de confianza a la oferta electoral presentada por las féminas.

Sea mayor o menor el porcentaje en términos cuantitativos, lo que es sin duda un logro indiscutible es que las mujeres panameñas que incursionan en política, están elevando su nivel como candidatas, contribuyendo de manera decisiva al perfeccionamiento de la democracia haciéndola más participativa y representativa.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Panamá 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe